¿Por que se produce una infidelidad?

crisis de pareja

Una infidelidad en el matrimonio, en una pareja de larga duración, puede ser un tsunami que arrasa nuestra vida. ¿Por qué? ¿Por qué a mi? ¿Por qué me hace esto? Cuando nos enfrentamos a una infidelidad por parte de nuestra pareja, estas preguntas pueden retumbar en nuestra mente con gran intensidad. No tenemos respuesta, no comprendemos porqué y eso nos genera un gran dolor y desconcierto.

Pensamos y pensamos, y a veces, por muchas vueltas que le demos, no sabemos qué está sucediendo. Ante una infidelidad en la pareja, nuestra mente quiere respuestas, necesita entender, busca saber qué pasó, que pudimos haber hecho mal, cuáles fueron los fallos, qué ha hecho la persona en quien más confianza teníamos, por qué nos falló de esta manera, ¿le habremos dejado de querer?

Tanto si ya ha ocurrido la infidelidad, como si aún no hemos vivido esa dolorosa experiencia, es bueno comprender qué motivos hay detrás de una infidelidad. Responder a esos ¿por qué? que tantos nos angustian, para poder mejorar la relación de pareja, o conocerlos antes de que se produzca, para poner remedio antes, para evitarlo, para actuar de manera proactiva, y así poder prevenir una infidelidad, en la medida de lo posible, en lugar de lamentarnos luego.

Una de las causas más comunes de la infidelidad se da cuando uno de los cónyuges no satisface las necesidades emocionales más importantes que tiene el otro. Hay otras, pero en este artículo vamos a centrarnos en comprender y analizar ésta.

Vamos a ponernos en los dos lados. ¿Cómo está viviendo emocionalmente, la persona que tiene necesidades no satisfechas? ¿De qué situaciones y necesidades emocionales no satisfechas de su pareja “no es consciente” la persona que ha sufrido la infidelidad?  Muchas veces ambos tenemos necesidades insatisfechas por el otro, y puede que nos quejemos, reclamemos, sin hacerlo de la mejor manera posible.

¿Cuáles son esas necesidades emocionales que tenemos, o que podemos estar pasando por alto y que han derivado (o pueden dar lugar) en una infidelidad?

ADMIRACIÓN

¿Faltó que tu pareja te dijera lo bien que haces algo? ¿Faltó que te apoyara en algunos de tus proyectos? ¿Faltó que delante de los demás te defendiera y demostrara que te admira? ¿Y si lo que faltó es que lo expresara pero creía que tú lo sabías?

AFECTO

¿Faltó que te amara en los pequeños detalles? ¿Faltó que te dijera que te quiere? ¿Faltó que compartieran tiempo juntos? ¿Faltaron abrazos y besos? ¿Faltó ese detalle, ese regalo que te hiciera sentir su afecto? ¿Y si lo que faltó es que supiera que a ti te gustaba que hiciera algo especial por ti? A veces creemos que el otro siente nuestro afecto, y no es así.

SATISFACCIÓN SEXUAL

¿Faltó que te buscara más? ¿Faltó que dijera que sí más veces de las que decía que no? ¿Faltó hacer algo nuevo y creativo? ¿Faltó tiempo, calidad o cantidad? ¿Y si lo que faltó es que tu pareja se sintiera en un estado de calma para poder disfrutar del sexo más a menudo? Esta es una necesidad básica que queda descubierta en relaciones de larga duración muchas veces por no comprenderse mutuamente, por miedo a abrirse emocionalmente y decir lo que necesitamos hasta que la otra persona pueda entendernos. Lo veo en una inmensa mayoría de las parejas con las que trabajo online. 

Estas son solo tres, tenemos más necesidades emocionales a las que prestar atención para evitar que nuestra relación pueda pasar por una infidelidad,  o las que analizar si la infidelidad ya ha irrumpido en nuestra pareja.

no dejes para mañana

Estas necesidades, no cubiertas, hacen que una persona se sienta frustrada, infeliz y que lo exprese con ansiedad, con rabia, puede haber un incremento de las discusiones, reproches, todo lo que hacemos le parecerá mal… pueda haber críticas y reclamos que han aumentado, malas caras, tristeza, apatía…. cambios así pueden ser un indicativo de que en principio una de las necesidades emocionales básicas de tu pareja no están cubiertas y podrían llegar a enfrentar una infidelidad, o que ya esté ocurriendo y no lo hayas notado.

La infidelidad no es un problema que rompe una pareja. Para mí la infidelidad es la señal de que una pareja está atravesando una época problemática, donde si no se comprenden mutuamente, pueden llegar a ve como se rompe el matrimonio, la familia.

La persona que experimenta la infidelidad, muchas veces NO HA BUSCADO LA INFIDELIDAD. Esto es desconcertante para las dos partes de la pareja. A una parte le sorprende desprevenido de pronto encontrarse en una relación de amistad un poco más intima con alguien de su entorno cercano. Este tipo de infidelidad que no es buscada, que podría evitarse, suele darse con personas del círculo más cercano o del pasado (compañeros/as del trabajo, empleados/as, jefes/as, ex compañeros/as del colegio o de la universidad, compañeros/as del gimnasio o de algún hobby, madres/padres del colegio de los propios hijos de la pareja)

Es desconcertante porque sin darse cuenta, una relación de amistad, empieza a tener demasiado peso en sus vidas, y están compartiendo con esa persona emociones íntimas e intensas que generan una corriente de confianza entre ambos. La confianza, según los estudios científicos, genera en nuestro organismo oxitociona, la misma hormona que segrega nuestro cerebro cuando nos enamoramos…. y de ahí la confusión y el desconcierto cuando sin buscar la infidelidad, de pronto estamos haciendo algo que jamás se nos habría pasado por la cabeza!!

Y por supuesto, para la otra parte también resulta desconcertante, como mínimo, porque por esa sorpresa inicial pronto se convierte en una desolación y un dolor difíciles de comprender o describir si no te han sido infiel antes.

Es necesario que prestemos atención a lo que sentimos y a lo que puede estar sintiendo nuestra pareja, porque pueden ser esa primera señal de alarma que nos advierta de la vulnerabilidad de nuestra pareja frente a la infidelidad.

Algunas veces, a pesar de casarnos por amor, nos divorciamos por ingenuidad. Por no ser conscientes de qué tan bien nosotros y nuestra pareja estamos satisfaciendo mutuamente nuestras necesidades emocionales más importantes.

Si hemos sido capaces de detectar nuestras necesidades, hay algo que es importante tener en cuenta. Una queja, una crítica, una exigencia o reclamo jamás sirven para solucionar eso, sino que darán el efecto contrario. Cuando nuestra pareja NO ES CONSCIENTE de nuestras necesidades y lo que escucha es una crítica, no puede escucharnos, solo puede defenderse, justificarse, explicarnos porqué no ha hecho lo que le estamos criticando, porque se lo tomará como algo personal, como un ataque del que defenderse.

Intenta no caer en esa idea ingenua e irreal de que “él o ella debería saberlo”. ¿Cómo podría nuestra pareja conocer todas nuestras necesidades, cuando a menudo ni nosotros mismos sabemos lo que precisamos en un momento dado? A veces simplemente estamos incómodos, tensos, frustrados, irritables y no nos hemos parado a pensar el porqué.

Tu pareja no es adivina. Si no ha hecho algo que tú necesitabas, no suele ser por descuido, ni porque no le importes tú o tus sentimientos, casi siempre, en un 99,9999% de las veces es porque no lo sabe, porque no ha sido consciente de tus necesidades.

 

Hablen antes de que sea tarde. Hablan antes de hacerse un daño involuntario. Habla con tu pareja antes de quejarte y expresar lo que te falta con alguien de tu entorno, porque sin quererlo estarás llevando tu pareja, tu familia, en línea recta hacia un posible divorcio.

 

Somos humanos y la línea que separa una amistad demasiado estrecha con alguien del sexo opuesto, de una infidelidad es tan extremadamente delgada que podemos cruzarla sin apenas darnos cuenta!

Además, ten en cuenta que para hombres y mujeres la infidelidad es percibido de diferente manera. Para la mujer, intercambiar un par de wassaps “afectivos” donde te muestres demasiado amable con esa amiga tuya puede suponer una terrible traición, dolorosa, para la que no encuentra explicación ni consuelo.

Evita que el destrozo sea mayor.

Si ya te encuentras “dentro” de una amistad que puede poner en riesgo tu familia, tu matrimonio, pisa el freno. Incluso si has pasado la línea, aún estás a tiempo de evitar el desastre y de reconducir tu matrimonio. NO necesitas confesar una situación así, cuando tu pareja no lo ha notado. Desde el sentimiento de culpabilidad quizás quieras buscar la sinceridad y su perdón, pero te aseguro que es el momento de ser valiente y poner el freno y evitar a tu pareja un dolor innecesario que podría destruir todo. Confesar no es un acto de bondad y sinceridad, sino la búsqueda de liberación del peso de la culpa y vergüenza que podemos experimentar , o del desconcierto por ni saber porqué nos ha ocurrido.

Ahora ya lo sabes. Si tienes necesidades emocionales no cubiertas y te pones a hablar con alguien de tu círculo cercano, del sexo opuesto, con una altísima probabilidad estás entrando en una zona de peligro de infidelidad que afecta hasta a las parejas que más se aman. Porque no tiene nada que ver con el amor que haya en tu pareja, sino con lo que tú pareja desconoce de ti porque no has sabido expresarlo sin quejas, ni críticas, ni irritabilidad, ni reproches o recriminaciones, o simplemente, silencios.

La causa de la infidelidad no es que un matrimonio esté deteriorado, muchas, muchísimas veces, había unas necesidades que sentíamos sin cubrir y que no hemos sabido expresar adecuadamente a nuestra pareja. No es tarde aún. Habla. Comprende lo que sientes y necesitas. Te lo agradecerás en el futuro.

Viki Morandeira

 

Anuncios

9 comentarios en “¿Por que se produce una infidelidad?

  1. Andrés dijo:

    Gracias por los consejos Viki, son de mucha ayuda para fortalecer las relaciones de pareja, Es muy interesante eso de las tres necesidades emocionales, pienso que precisamente son las cosas que parejas de larga duración empiezan a fallar y decaer. Sobre todo en mi caso creo que ha decaido mucho la admiración. Yo pienso que los hombres necesitan sentirse admirados por sus esposas, respetados y cuando eso no sucede quizás uno ha dejado de sorprenderlas. Pero es lo que yo siento que me falta a mi, Yo he fallado en demostrar más carño y de eso debo preocuparme, quizás de vuelta venga la recompensa. Gracias Viki

    • VikiMorandeira dijo:

      Gracias a ti por tu comentario. Cuando comenzamos a juzgarnos, dejamos de amarnos, de respetarnos,de admirarnos…. Una relación puede ser un escenario de batalla o un master en inteligencia emocional, asertividad y empatía. 🙂 Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s