Mi esposo quiere separarse

divorce-908743_960_720

Cuando luego de muchos años juntos, compartiendo la vida, siendo una pareja hermosa, incluso un modelo envidiable de pareja, resulta incomprensible que nos tengamos que decir a nosotras mismas: Mi esposo quiere el divorcio. Es una frase que incluso decirla nos genera un dolor tan profundo que preferimos no pensar en ello. Pero eso no cambia la situación. Cuando mi esposo me dice que quiere separarse, allá por el 2008, todo parecía irreal, no entendía lo que estaba sucediendo y durante un par de semanas tuve la sensación de estar teniendo una pesadilla de la que no me podía despertar.

Una vez que nos damos cuenta que no es una pesadilla, sino una realidad, y que nuestro esposo realmente ha cambiado su actitud, está frío, distante, incluso parece otra persona, es necesario tomar una decisión.

La vida no acaba. Creo que en mi caso, me ayudó almorzar con un amigo y charlar sobre cómo podría ser mi futuro si me separaba. Durante una hora y media, mientras charlábamos, pude imaginar un futuro en el que no sufría a pesar de haberme separado. Un futuro que le fui detallando a mi amigo y que me proporcionó una imagen donde sentía seguridad de lo que podía tener que vivir. Imaginaba que me cambiaría de ciudad, para vivir cerca de mi madre, que contaría con ella y mis hermanas para apoyarme en el cuidado de mis tres hijos, que tendría un trabajo y podría seguir adelante.

Pero cuando regresaba del almuerzo a casa, en un estado de tranquilidad, porque no me había construido un futuro gris, terrible para mi y mis hijos, igualmente sentí que ESO NO era lo que yo quería. Yo quería luchar por salvar mi matrimonio. Yo quería

comprender porqué si hasta hacía dos semanas mi matrimonio aún parecía perfecto tras 21 años juntos, de pronto mi esposo no lo veía así. YO quería el futuro que tenía un par de semanas antes, y no este nuevo que podría llegar a tener.

Pensar en positivo sobre un futuro sola me dio más fuerzas para luchar y hacer todo lo imposible para mantener unida mi familia, porque mi corazón me decía que nos habíamos casado para toda la vida, que podíamos ser felices el resto de nuestras vidas.

Fue en ese momento, en los momentos en que podía hacer a un lado mi dolor, cuando me en centraba en comprender. NO me preguntaba ¿por qué me pasa esto a mi? NO me centraba en ver a mi esposo como un monstruo, ni como un cretino de quien yo era la víctima. NO. Porque lo conocía, porque luego de 21 años juntos sabía que mi esposo era una bellísima persona y necesitaba entender ¿por qué?

Tenía otra persona. Si, pero ese para mí no era el motivo principal de nuestra crisis de pareja. Al principio si lo veía así, pero luego fui comprendiendo que no, que esa mujer solo era una circunstancia de nuestra crisis, no el motivo. En ese momento, sentí que tenía que buscar comprender cómo pensaba mi esposo, qué sentía y porqué tomaba las decisiones que tomaba. Esta persona era una pieza de un puzzle, nada más. No era el motivo por el que mi esposo me pidió el divorcio. Durante un tiempo mi atención estuvo enfocada en esa mujer, en odiarla, en sufrir comparándome o pensando porqué ella, qué había visto en ella. Hasta que me di cuenta que fue ella como podía haber sido cualquier otra, porque lo que estaba ocurriendo no tenía que ver con ella sino con mi esposo. Decidí que perdía mi tiempo al estar enfocada en odiarla, en criticarla o peor aún, en compararme.

Mi esposo siempre había sido un ser hermoso, maravilloso, (y lo sigue siendo 🙂 ) Para mí lo que sucedía no era propio de él, por eso necesitaba COMPRENDER. Necesité decirme: NO LO JUZGUES, sigue siendo el hombre que tú conocías, ahora necesitas buscar comprender y demostrarle que lo comprendes. Si estás pasando por esta situación, No veas a tu esposo como un monstruo, ni como una mala persona por sus actos. Eso no ayuda para recuperar el matrimonio.

En una de esas discusiones, en las que yo intentaba hablar, para entenderle, mi esposo se fue y desde lejos gritó Quiero Vivir.

Quedé desconcertada. ¿No estábamos acaso viviendo, trabajando, criando a nuestros hijos? ¿Por qué mi esposo sentía que no estaba VIVIENDO? Uno de los motivos por los que un hombre necesita romper con su vida es la necesidad de VIVIR. Muchos lo expresan directamente así. Quiero Vivir. Como si nosotras se lo impidiéramos de alguna manera. Y en cierta forma, SI hemos sido un impedimento para que nuestro esposo VIVIERA FELIZ A NUESTRO LADO pero no nos hemos dado cuenta. Hemos cometido errores incluso pensando en lo mejor para él, para nuestros hijos. Pero no tenemos el 100% de la responsabilidad. Nos corresponde el 50%. Cuando en una pareja hay problemas, que la llevan a una posible ruptura, hay dos partes involucradas, y ambas partes hemos tenido una mitad de la responsabilidad de que la relación llegara a ese punto. Cometemos errores inconscientemente. Ambos.

Pero cuando estamos intentando comprender como restaurar el matrimonio  no podemos centrarnos, en primer lugar, en mostrarle a nuestro esposo SUS ERRORES. Es necesario trabajar en comprender LOS NUESTROS. Eso te ayudará a comprenderle, a poder TRANSMITIRLE que le comprendes. Decirle que tu querías hacer cosas diferentes y que el no quiso no ayuda. Justificarte cuando se queja de algo que él no hizo y que cree que fue por tu culpa, tampoco soluciona nada. El lo hizo mal, si, por su puesto. Pero ahora mismo no avanzaremos si solo le decimos todo lo que él hizo mal. El primer paso es COMPRENDER para luego SER COMPRENDIDO.

Cuando una pareja en crisis comienza a comunicarse, es necesario escuchar para comprender. Sus críticas no habla de tus errores, si escuchas en profundidad te darás cuenta que te está hablando de EL. El no se aleja de ti POR TI EXCLUSIVAMENTE. Sino por cómo se sintió estando contigo. Hay una diferencia en esto. La persona que se separa, por lo general SIENTE que intentó ser feliz a nuestro lado MUCHAS VECES, AÑOS INCLUSO. Pero no lo logró. Se fue sintiendo frustrado e incapaz de que le comprendiéramos, de que entendiéramos los cambios que él necesitaba y finalmente, desesperanzado, cree que la opción más saludable es la separación.

Para un hombre, esta es la decisión valiente. Suelen creer que quedarse con nosotras es la decisión cobarde. Su mente ha empezado a alimentar una idea. ¿Y si fuera más feliz separándome? Esa idea ha sido alimentada durante meses, hasta puede que años. Y ha “engordado” tanto que necesitó convertirla en una realidad para no quedarse el resto de su vida con la sensación de haber sido un cobarde y de no haberlo intentado.

En este momento, muchos pueden decirte que no tienes que sufrir por el, que es una mala persona, que tú no te mereces lo que te está haciendo y que no seas buena con él y que te muestres incluso agresiva, que lo hagas sufrir. Ese no es el camino inteligente, ni es el camino para recuperarlo. La gente, amigos, familia, te quieren. Pero eso no significa que sus consejos sean los más apropiados en este momento.

NO tienes que contarle a nadie que estás trabajando activamente para recuperar tu matrimonio. Es mejor que en unos meses los vuelvan a ver juntos y felices. Y si luego les quieres contar todo lo que has hecho para que “el milagro” sucediera, adelante!!! Pero cuando tu corazón te pide que luches, te pide que lo intentes, te pide que hagas todo lo posible, hablar con algunas personas no te será de ayuda.

Si tu matrimonio está en peligro, si te ha dicho que no sabe si te quiere o que no te quiere como antes, que son dos compañeros de piso, que ya no cree que el matrimonio pueda salvarse, eres tú quien decide si vas a luchar por evitar el divorcio, convirtiéndote en parte de la solución, o si vas a quedarte sin hacer todo lo necesario y dejando que tu pareja te vea como parte de su problema.

caratula libroPara evitar el divorcio y salvar un matrimonio necesitamos CREER QUE ES POSIBLE. ¿Sabes? Cuando estaba pasando por esta situación tan dura, desesperada, leía todo lo que se cruzaba por mi camino intentando entender porqué el hombre que me había amado durante 21 años de pronto se quería marchar, y en un libro, leí que tras una infidelidad , las parejas se recuperaban y seguían juntas en un 35%. En lugar de pensar que 65 de cada 100 parejas no lo conseguían, mi mente se centró en pensar que SI OTROS LO HABÍAN LOGRADO, entonces, había una forma de evitar el divorcio y YO TAMBIÉN PODÍA HACERLO.

Continué leyendo, y decía que las posibilidades bajaban notablemente cuando la infidelidad era de larga duración. Al enterarme que mi esposo llevaba 8 meses con esa mujer, (UNA LARGUÍSIMA DURACIÓN PARA MI!!!!) ¿sabes qué hice? Tomé un recambio de una maquina de afeitar antigua, una hoja de gillete, y raspé una a una las letras de la frase que NO ESTABA DECIDIDA A ACEPTAR. Me daba igual que las estadísticas dijeran que era menos posible cuando había pasado más tiempo. Me daba igual. YO ME HABÍA COMPROMETIDO A LOGRARLO. Esa es la fe que necesitas tener si te enfrentas a la difícil tarea de recuperar tu matrimonio. Pase lo que pase, estás buscando LO MEJOR PARA TU ESPOSO, y si puedes entenderlo y transmitir tu comprensión, entonces tienes muchas más posibilidades de que todo esto si haya sido solo un mal sueño.

Si quieres ser parte de la solución y hacer lo que pide tu corazón, escríbeme un mensaje privado utilizando el formulario que verás a continuación, podemos trabajar juntas y te guiaré paso a paso para que lo logres.

Viki Morandeira. 

Coach Ontológico
ENVÍAME UN MAIL PRIVADO DESDE AQUÍ

Anuncios

2 comentarios en “Mi esposo quiere separarse

  1. Dulce dijo:

    Hola sabes tu publicasion es justo lo que estoy viviendo. Hoy mi pareja el padre de mi hija de 18 meses me pidio que terminaramos. Eso me tiene con un dolor de estomago. El año pasado fue lo mismo y lo recupere. Este año no se hemos pasado tiempos muy dificiles. Economicos y pues pense que estabamos bien. Pero resulta que no.
    Lo amo pero quiero que sea feliz y no quiero tener nadie ala fuerza conmigo.
    te leo

  2. Micaela dijo:

    Me encantó lo que contaste y voy a tener en cuenta. Sólo que nosotros no llevamos 21 años de casados mucho menos y con un hijo recién nacido. Pero el está cansado, sin infidelidad de por medio . El ya no quiere estar conmigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s