La infidelidad del hombre bueno

business-man-working-on-his-smartphone-in-the-office-picjumbo-com

¿Por qué un hombre que está felizmente casado de pronto, sin buscarlo, cae en una infidelidad? No podemos decir porque se produce la infidelidad en el hombre con el 100% de certeza. Pero a lo largo de los años trabajando con matrimonios en crisis de pareja, hay una situación que se repite. Un hombre que amaba a su mujer, y con quien llevaban una relación de larga duración, de pronto se ve envuelto en una relación de infidelidad con alguien de su entorno, en la mayoría de las veces, laboral.

Porqué se es infiel en el matrimonio

Si no te ha pasado a ti, seguro que conoces a alguna amiga que le ha ocurrido. De pronto, incluso con la apariencia de ser una pareja perfecta, de muchos años, con un matrimonio sólido, el hombre comienza a comportarse de una manera extraña, más irritable, más distante, distraído, posiblemente pendiente del teléfono en todo momento, sin separarse de el, hasta que un día pide tiempo, o dice que ya no siente lo que debería sentir. Te quiero pero no te amo. Terrible y devastadora frase.

¿Qué hace que un hombre que jamás había pensado en serle infiel a su esposa de pronto se vea arrastrado a una relación incontrolable?

Esta es una pregunta para la que ni la esposa ni el esposo tienen explicación cuando se encuentran con una infidelidad de este tipo. El hombre NO estaba buscando una relación, no estaba intentando encontrar alguien con quien engañar a su esposa. Este tipo de situación ocurre “por sorpresa” para ambos. Y aunque al principio la esposa no esté enterada de la situación, su esposo está pasando por uno de los momentos más desconcertantes para él.

La infidelidad que se da en el centro de trabajo siempre ocurre sin buscarla. Uno tiene afinidad con alguien, comodidad para hablar, para escuchar sus problemas, surge la empatía, la confianza y también hay complicidad, se ríen con esa persona, o sienten compasión cuando les cuenta sus problemas y se va creando una conexión, sin darse cuenta, sin pretenderlo, sin buscarlo. Al principio, pueden incluso hablar de esta persona en casa, a su esposa, mientras aún no han empezado a “sentir” algo diferente, mientras es solo una amistad, alguien con quien se llevan bien. También puede darse con personas que ven en otros ámbitos, si viajan, el gimnasio, un bar al que acuden siempre, una clienta, una comercial… NO es alguien a quien va a buscar, sino alguien que está en contacto por otros motivos.

Esa amistad, si puede hacerle dudar de su amor hacia nosotras, porque también ocurre que nos empiezan a comparar. Ella ríe, mi esposa está siempre enfadada. Ella enfoca los problemas de una manera, mi esposa de otra. Y las personas MAS MARAVILLOSAS pueden caer en una infidelidad sin apenas darse cuenta!!!

Esta infidelidad no suele confesarse. Al principio es algo extraño, ni ellos  mismos se creen lo que está sucediendo, lo que han hecho!! Y se sienten mal, por un lado, porque están a gusto con esa persona y también pueden estarlo con nosotras. Pero comienzan las mentiras, la ansiedad, la angustia de estar teniendo una doble vida y eso les cambia la personalidad, sus actitudes hacia la esposa comienzan a ser frías, distantes. Se sienten controlados, perseguidos, con cualquier pregunta inocente que la esposa le haga, porque aunque ella no sospeche nada, ellos si saben que algo está ocurriendo y todo se lo toman como control o vigilancia, cuando a veces simplemente su esposa le pregunta a qué hora regresará a casa para preparar la cena.

Se pasan el día pegados al teléfono móvil, o no lo hacen delante nuestra, pero no lo sueltan nunca, le ponen clave y su móvil está más resguardado que un tesoro.

Si en este momento le preguntas LO NEGARA TODO. Se hará el ofendido y se alejará más de ti. Porque para el hombre, cuando no hay nada físico, no es una infidelidad. Y cuando hay algo físico pero surgió y tienen miedo de que lo echemos de casa también lo niegan. Solo lo reconocen cuando hay PRUEBAS EVIDENTES e IRREFUTABLES de que hay algo, cuando ya no les queda más remedio que reconocerlo.

Por eso, no sirve de nada que lo acuses. Lo negará y parecerá que tú eres la loca y la que le persigue y controla, cuando desde luego no estás loca, sino tomando conciencia que hay algo que no va bien, y dudas porque existen motivos razonables para dudar.

En este momento, si el te habla de ella, no es tan preocupante como si no te habla de ella. Si no te habla es señal de que se avergüenza de sus sentimientos hacia esa persona, que los juzga como algo que él “no debería sentir” y por eso ha dejado de mencionar sus conversaciones contigo.

Si una persona quiere ocultar algo, encuentra la manera de ocultarlo y hacerlo. Y cuando una persona MIENTE continuamente, se encuentra en un estado de estrés que nosotras podemos no comprender, porque no hemos hecho nada, porque no sabemos nada. Pero su agresividad si le preguntamos algo, sobre a que hora llega de trabajar, por ejemplo, y si el ese día ha quedado para verla, su agresividad es fruto de tener que enfrentarse a mentir, a engañar, y eso les hace sentir mal porque ellos NO SON MENTIROSOS. Si preguntas algo y lo notas agresivo, es necesario que le hagas ver que esas emociones son suyas, que tú no las has originado, porque muchas veces no son conscientes de esto. Si está en casa es PORQUE QUIERE ESTAR EN CASA y porque aquello sabe que no funcionará. Pero algunos, igualmente quieren “vivir” esas emociones. NO lo acuses de nada, sigamos paso a paso.

“Recuerdo que un invierno mi padre necesitaba leña, así que buscó un árbol muerto y lo cortó. Pero luego, en la primavera, pudo darse cuenta, con gran tristeza, que al tronco marchito le brotaron retoños. Mi padre dijo: “Estaba yo seguro de que ese árbol estaba muerto. Había perdido todas las hojas en el invierno. Hacía tanto frío, que las ramas se quebraban y caían como si no le quedara al viejo tronco ni una pizca de vida. Pero ahora advierto que aún alentaba en él la vida.” Y volviéndose hacia mí, me aconsejó: “Nunca olvides esta importante lección. Jamás cortes un árbol en invierno. Jamás tomes una decisión negativa en tiempo adverso.

Nunca tomes las más importantes decisiones cuando estés en tu peor estado de ánimo. Espera. Sé paciente. La tormenta pasará. Recuerda que la primavera volverá”.

Autor desconocido

caratula libroSi no se toman decisiones, si no se emprenden acciones, un matrimonio perfecto puede convertirse en uno encaminado al divorcio. Mi esposo y yo pasamos por esta situación. Y se perfectamente el dolor que produce una crisis de este tipo. No es fácil superar esta etapa, pero se consigue. Cuando estaba luchando por entender qué le pasa a mi esposo, leí en uno de los tantos libros que devoré, que la infidelidad se superaba en un 35% de los casos.

Si otros podían, yo estaba dispuesta a lograrlo. Incluso con todo en mi contra, finalmente lo logré. Ese año celebramos 21 años juntos. Y este año, los que celebraremos serán 30.

Aunque el desconcierto no te deje pensar, hay respuestas, hay soluciones, se puede.

Viki Morandeira

Coach Ontologico

Puedes contactarme enviando un mensaje privado a mi correo electrónico utilizando este formulario. El futuro no está escrito. Si quieres ser parte de la solución, escríbeme.

Anuncios

Un comentario en “La infidelidad del hombre bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s